• Alva Ramirez Villatoro

Recomendaciones ordinarias para un momento extraordinario.

Actualizado: 2 de abr de 2020

¿Cómo hacer home office y estar en familia sin perder la cordura?


Hace pocos días comenzamos la cuarentena y ya muchos preguntan si podrán tolerarlo sin perder la paciencia. Esta situación sanitaria de nivel mundial que trasciende a nuestras posiblidades de solución inmediata y que genera incertidumbre, también presenta una oportunidad de consolidar los vínculos con nuestra pareja, hijos y el funcionamiento de nuestro hogar. Más que nunca, la comprensión, solidaridad, empatía y colaboración son necesarias para generar un ambiente en casa que nos permita pasar estos días lo mejor posible y trabajar desde casa con la eficacia requerida.

A continuación te comparto algunas recomendaciones para mantener tu salud física y psicológica, así como un ambiente propicio para trabajar en este periodo de encierro en casa.

Atiende tus necesidades básicas

Hidrátate, duerme lo adecuado a tu edad, come bien y a tus horas; haz ejercicio moderado (adecuado tu condición física actual). Esto además de ayudarte a evitar contracturas, sensación de fatiga, dolores de cabeza y malestar general, te ayudará a tener buena concentración, atención y buen humor ¡lo necesitarás!

Mantener el sistema inmune en óptimas condiciones comienza con estos cuidados, así que ¡no lo desestimes! Cuídate y sé un buen ejemplo para tus hijos. Dormir las horas necesarias, ni más ni menos, es fundamental para tener la energía que necesitas durante el día y optimizar tus habilidades mentales; comer a tus horas y adecuadamente evitará que comas de forma compulsiva, por ansiedad o por aburrimiento. Si necesitas apoyo con esto busca asesoría nutricional.


Planea tus actividades laborales / escolares

Si tienes niños en casa, te recomiendo apoyar o supervisar sus actividades escolares, dedicándoles un tiempo determinado; evita realizar trabajo importante o que requiera de toda tu concentración y al mismo tiempo atender las tareas de tus hijos.

Puedes acompañarlos mientras realizan sus actividades escolares y haces tu propia lista de tareas del día, programación semanal, organización de la agenda, ojear una revista, o cualquier otra cosa sencilla y práctica.

Toma en cuenta que NO vas a sustituir a los maestros de tus hijos, sino que vas a apoyarlos en sus actividades escolares en la medida de tus posiblidades, con toda la paciencia y buena actitud posible. Te sugiero hacerlo por tiempos delimitados previamente, recuerda que lo saludable es hacer bloques de 40 minutos aproximadamente, o menos tiempo, dependiendo de la edad de los niños y de tus propias necesidades; algunos estarán mejor con bloques de tiempo de entre 25 y 30 minutos para retomar después. ¡No hay maestro perfecto!, así que no te desesperes ni seas muy exigente, toma en cuenta que tanto para ellos como para ti, la situación es extraordinaria y los niños siguen aprendiendo aún fuera de la escuela, ¡aprovecha la oportunidad!

En los enlaces al final de este escrito, te comparto algunas ideas para hacer cosas en casa con los niños y aprovechar sus talentos o identificarlos; así como algunas ideas de los padres de familia que se dedican, como estilo de vida, a educar a sus hijos “sin escuela”.

Haciendo home office

Hidratarte, haber tomado los alimentos correspondientes, poner música suave, procurarte olores gratos y asegurarte de estar en la mayor comodidad posible es importante para realizar bien tu trabajo. Programa cuánto tiempo estarás laborando desde tu casa y cúmplelo, ya que hacer pausas es indispensable para mantener un buen ritmo y realizar tu tarea con la calidad requerida. En el momento en que desees dedicarte de lleno a tu trabajo, tus hijos pueden hacer sus propias actividades de esparcimiento o entretenimiento, ver una película, un documental o algún videojuego; esto puede ser oportuno para que evites los ruidos fuertes o interrupciones abruptas.



Implementa momentos de convivencia familiar

La conviviencia familiar requiere de solidaridad y empatía. Este período extraordinario puede ser novedoso y cómodo al principio, pero conforme pasen los días, irás notando que probablemente no estés tan acostumbrado a estar en casa tanto como te gustaría o creías. Para algunas personas, incluso, puede ser irritante o tedioso; es importante que identifiques y resuelvas los sentimientos no gratos que puedas tener al respecto; te recomiendo platicarlo con alguien, escribirlo o acudir a un terapeuta.

En este rubro, adquiere importancia particular el que toda la familia se involucre en las labores domésticas. Los niños, adolescentes y adultos en casa deben tener su responsabilidad y contribuir de acuerdo con sus capacidades en las tareas del hogar. Si esto no se organiza pronto, es probable que se comiencen a gestar sentimientos incómodos, ya que tanto niños como adultos, estamos de mejor ánimo en un ambiente limpio y organizado.

Notarás que en el curso del día los espacios en casa se van desorganizando, de hecho, es parte del ciclo, así que da por hecho que la desorganización es parte de lo cotidiano, que no puede evitarse, sino que por el contrario, es consecuencia de estar en casa y todos podemos ayudar a reorganizar y mantener los espacios en las mejores condiciones para contribuir a una sana convivencia; realizando estas actividades también aprenden los niños.

Te recomiendo planear actividades de esparcimiento en familia y considerar que las haya también individuales. En las compartidas, puedes proponer actividades lúdicas diversas, no tienen que ser complejas ni siempre nuevas, incluso puedes aprovechar para desempolvar aquellas que te hacían la vida divertida antes de la tecnología como jugar basta, sopa de letras, caras y gestos, avión, etc., así como juegos de mesa y manualidades (hay para todos gustos y edades). No olvides que el juego es importante para las personas independientemente de la edad; ayuda a manener la salud física y mental, además de que para los niños es la manera natural de aprender.

Momentos de aislamiento saludable

Es importante que tomes tiempo y espacio para ti. Ya sea que elijas leer, escuchar música, hablar con alguna amistad o acomodar fotografías, requieres de estos espacios para recargar energía y poder continuar con todas las actividades anteriormente mencionadas. Incluso “no hacer nada” estará bien, solo pensar, caminar o estirarse un poco es suficiente. Otras opciones son: meditar, tocar algún instrumento, bailar, dibujar, escribir, etc., todo dependerá de lo que a tí te hace feliz estando en armonía contigo mismo, o solo como medida para recuperar la calma.

Espero que esta breve lectura haya contribuido positivamente en tus planes para esta cuarentena. Si te agradó, ¡comparte! y déjame saber tu opinión.

Dra. Alva Ramírez Villatoro

Psicología, Psicoterapia y Docencia.

Recomendaciones para escuchar:

Programas cortos en Tv por internet


Alva Ramírez Villatoro

Egresada del Doctorado en Psicología, Maestría en Docencia e Innovación Educativa y Psicóloga Clínica. Escritora con tres libros publicados sobre temas orientados al desarrollo humano y comunicación asertiva. Su última obra como coautora se titula "El buen líder por su casa empieza" publicado por la casa editorial Nueva Imagen. Conferencista y Locutora.






118 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2020 by Bienestar en consciencia.