• Alva Ramirez Villatoro

El miedo y el enojo como aliados

1. Las emociones y los sentimientos son resultado de miles de años de evolución de nuestra

especie. Funcionan como reguladoras de la conducta, facilitan la comunicación y la

convivencia social, de lo que dependemos como individuos para subsistir.

2. Las emociones y sentimientos pueden ser agradables o desagradables pero NO son malas

o buenas.

3. Conocer, sentir, expresar y comunicar nuestras emociones, es inteligencia emocional y

requiere de consciencia e intención.

4. Todas las emociones tienen una función, conocer cuál es, favorece su comprensión y

manejo adecuado. El miedo y el enojo son emociones fuertes que nos ayudan a avanzar con

energía y protección.

5. Las emociones desagradables pueden ser “aliadas” y favorecer experiencias de

aprendizaje y nos permiten avanzar hacia el logro de nuestras metas.

6. Ni el miedo, ni el enojo son enemigos, sólo son emociones que han permitido la

adaptación y supervivencia de la especie, el problema radica en su desconocimiento, falta

de comprensión, condiciones de vida (sociales, laborales, familiares) extremas que

dificultan su manejo asertivo.

7. Cuando el miedo o el enojo no cumplen su función, se convierten en “rebusques” o

“sentimientos sustitutos” o “parásitos” que mantienen a las personas en estados afectivos

desagradables, que no llevan a un resultado productivo o adecuado para la persona y no

favorecen el desarrollo de su potencial, ejemplos: ansiedad crónica, depresión, ira

incontrolada, resentimiento, odio crónico, pánico paralizante, etc.

8. Informarse y practicar nuevas maneras de concebir, expresar y comunicar nuestras

emociones, hace que podamos amistarnos con ellas y utilizarlas de forma asertiva.

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2020 by Bienestar en consciencia.