• Alva Ramirez Villatoro

¿Por qué es importante considerar la clasificación de las películas y los juegos?

Actualizado: 2 de ene de 2019


Habrás visto a muchos adultos a ver películas clasificación B, B-15 o incluso C con niños para los cuales no está recomienda la función. Probablemente los adultos a cargo no presten mucha atención a los niños cuando notan que estos están evidentemente "impresionados". El material no apropiado para los menores como sexo explícito, violencia, comportamiento propio de un adicto, etc., lejos de brindar una experiencia de aprendizaje y entretenimiento, provoca un impacto importante en el cerebro infantil al tratar de manejar y entender los estímulos que se perciben por la vista pero para los que su cerebro aún no tiene la información apropiada y no pueden interpretar con elementos suficientes pues la experiencia de vida es poca todavía.



¿Limitarlos en lo que ven es privarlos de la experiencia de aprender de la vida?

Definitivamente "no", es cuidarlos. Recordemos que los responsables de su desarrollo saludable somos los adultos porque tenemos más experiencia y esto asegura que el criterio para elegir se mucho más amplio y con mayor contacto con la realidad. Esto no quiere decir que siempre podremos evitarles experiencias fuertes, a veces están en contacto con información o imágenes que simplemente están y son fuertes para ellos, pero entonces podemos darles información adecuada a su edad para que la interpretación acerca lo que vieron sea la menos agresiva y la más sensata posible.


Los niños imitan lo que ven

La violencia o sexualidad expuesta en algunos programas de televisión, series, películas y juegos puede alentarlos a realizar acciones para las que no están preparados, o bien, que son francamente inapropiadas, sin embargo, que se van "normalizando" al ser reiteradamente observadas; esto sucede porque su cerebro reacciona emocional y experiencialmente como si fuera la realidad. El psicólogo canadiense Albert Bandura (1961), estudió ampliamente el fenómeno de "aprendizaje social" y el impacto de lo que ven y posteriormente imitan los niños y aunque no es el único, falta sólo voltear a observar la conducta que tienen nuestros niños actualmente para hacer evidentes los modelos de conducta que han tenido cercanos.


Por Alva Ramírez


#Psicologíasocial ·#Psicología infantil #Educación

4 vistas0 comentarios

©2020 by Bienestar en consciencia.